Acto Huracán Cristina: “No Hay Mejores Batallas que las que se Ganan con Amor”

CRISTINA EN HURACAN

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner sostuvo hoy que “no hay mejores batallas que las que se ganan con amor” y llamó en especial a la juventud a “construir sobre las coincidencias y no sobre las diferencias”, durante un multitudinario acto en el estadio de Huracán en el que estuvo presente en todo momento la figura de Néstor Kirchner—.

Cristina encabezó el acto organizado por la Corriente

Nacional de la Militancia para conmemorar el 38 aniversario del

triunfo electoral de Héctor J. Cámpora y abrió su discurso

afirmando: “Esta tarde aquí no está la Presidenta, sino la

compañera de todos ustedes”.

Mientras la militancia repetía la consigna principal “Para

Cristina, la reelección”, la Presidenta pidió que el acto “sea de

recuerdo y homenaje a mi compañero de toda la vida” y recordó que

el 11 de marzo del año pasado “él les habló a ustedes en Ferro. Yo

quiero venir a recordarlo como se recuerda a un militante con

compromiso”.

Cristina recordó también aquel 11 de marzo de 1973, cuando el

Frente Justicialista de Liberación se impuso en las elecciones. “Yo

tenía veinte años y mi hija Florencia que está en la tribuna tiene

20 años”.

“Quiero decirles que vengo a reconocer que hay un país

diferente de aquellos tiempos y de estos 200 años de luchas

nacionales con marchas y contramarchas” y remarcó que en esas

luchas siempre participaron los jóvenes “contra el yugo colonial,

contra las dictaduras”.

En ese sentido, sostuvo que “por primera vez ustedes,

generación del Bicentenario, se están incorporando no contra

alguien, sino por alguien, por la Argentina para seguir mejorando

las cosas”.

En ese marco, resaltó el hecho de que se pueda realizar una

“construcción política diferente” y señaló que “las luchas del

campo nacional y popular se hacían en base a contradicciones. Hoy

construimos con amor por cosas ya logradas y para profundizar esos

cambios”.

La Presidenta instó a la “construcción orgánica y política” y

al respecto se dirigió a los jóvenes porque “éste es el desafío que

tienen, cómo hacer para que tanta lucha no sea en vano”.

Al volver sobre la necesidad de “construir sobre las

coincidencias”, llamó a los jóvenes a que “cuando se incorporen

otros argentinos (al campo nacional) no les pregunten de dónde

vienen, sino si están de acuerdo con la asignación universal por

hijo; si tenemos que seguir poniendo en educación pública el

esfuerzo; si debemos seguir inaugurando universidades públicas

gratuitas para tener niveles de igualdad”.

“Si necesitamos proteger el trabajo nacional y la producción;

si quieren un país donde los derechos humanos sean bandera de toda

la sociedad sin distinción de ideologías porque eso nos diferencia

de la barbarie”, agregó.

Y acotó: “Si como argentino se siente parte de América del

Sur, del Mercosur, de la Unasur”.

“Si están de acuerdo, forman parte de esta historia”,

destacó.

La Presidenta dijo que “el gran desafío es que el movimiento

nacional y popular pueda institucionalizarse, pero no a través de

una ley o un decreto, sino haciéndose carne en el conjunto de la

sociedad”.

“Para eso hemos venido a luchar contra la subordinación

cultural impuesta históricamente con la historia falsificada desde

1810″, remarcó.

En esa línea, dijo que “es importante que el frente nacional

y popular construya esa institucionalidad y saber contarle a los

argentinos a partir de ver y tocar cada uno de los logros que hemos

tenido”.

La Presidenta resaltó que “la Argentina del no se puede” le

decía a Néstor Kirchner que “estaba loco cuando decidió cortar el

nudo gordiano que significaba la dependencia con el FMI”.

“También lo criticaron cuando en un hecho histórico en Mar

del Plata se rechazó al nuevo estatuto del coloniaje (el ALCA), eso

lo hizo él”, enfatizó.

“Creo que su último acto de servicio fue el 27 de octubre

(cuando falleció Néstor Kirchner) y descubrimos cuántas cosas había

hecho y qué poco le habían reconocido. Se me rompe el corazón si no

lo digo”, dijo emocionada la Presidenta.

Por último, Cristina pidió que “en nombre de él construyamos

con amor, que al odio que quisieron derramar le respondamos con

amor, no hay mejores batallas que las que se ganan con amor, esas

son las que duran y valen”.

“El está definitivamente entre nosotros, nada ni nadie lo

podrá borrar”, finalizó.