Día Mundial sin Tabaco: creció 100% la muerte por cáncer de pulmón en mujeres argentinas

mujer fumando

Las estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación aseguran también que 6.000 fallecimientos femeninos anuales están relacionados con enfermedades causadas por el humo ajeno. La OMS lanzó este año una campaña para protegerlas

En el marco del Día Mundial sin Tabaco, que se celebra hoy en todo el planeta, el Ministerio de Salud de la Nación difundió una serie de estadísticas sobre los efectos que el tabaquismo activo o pasivo ejerce en las mujeres. Dada la tendencia creciente a nivel mundial de adicción femenina, la Organización Mundial de la Salud decidió que esta población sea la destinataria de la campaña 2010.

En el año 2000, la epidemia de tabaco llegó a un pico en la Argentina, donde el 40,4% de los adultos consumía cigarrillos, casi el doble que en los Estados Unidos (23,6 por ciento).

Si bien está comprobado que esta epidemia afecta más a hombres que a mujeres a nivel mundial, la proporción de fumadoras en la Argentina es mucho más alta que la de otros países, al punto que las adolescentes superan a los varones jóvenes en el consumo de cigarrillos.

Por otra parte, desde la cartera sanitaria observaron en el país desde hace algún tiempo un preocupante aumento en los cánceres de pulmón femeninos, relacionado con el mayor consumo de tabaco.

Si se comparan las tasas de 1980 con las de 2008, se verifica que el cáncer de pulmón se duplicó en las mujeres argentinas. Mientras que en los hombres las muertes por este tipo de tumores se redujeron un 2% anual desde 1980, en las mujeres se incrementaron un 1,7% por año. De acuerdo a los expertos del Ministerio de Salud de la Nación, el cáncer de pulmón podría convertirse en la segunda causa de muerte por tumores en las mujeres (el primero es el de mama).

Respecto al porcentaje de la población adulta que fuma, un 28,6% actualmente es mujer, mientras otro 13,4% logró abandonar el cigarrillo, lo que indica la magnitud de la epidemia entre las argentinas de 18 a 64 años.

En las jóvenes, la edad de inicio en el tabaquismo es cada vez más precoz, al punto que comienzan a fumar antes que los varones. Si hace cuatro décadas las mujeres empezaban a fumar a los 28 años, hoy las chicas prueban los cigarrillos a los 13.

Por otra parte, el porcentaje de las adolescentes fumadoras es mayor que el de jóvenes varones. Un 27,3% de las chicas de 13 a 15 años fuma, mientras que los jóvenes de esa edad que consumen cigarrillos son 21,1 por ciento.

Como si esto fuera poco, el 88,7% de los menores fumadores adquirió los cigarrillos en un negocio donde nadie le negó la venta debido a su edad. A las chicas argentinas, incluso, les resulta más fácil acceder al tabaco que a los varones, según la Encuesta Mundial de Tabaquismo en Jóvenes realizada en 2007 por el Ministerio de Salud de la Nación, junto con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Centro de Control de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos.

Consecuencias para la salud

En todo el mundo, cada vez más mujeres padecen cáncer de pulmón, enfisema, cáncer de boca y de garganta causados por el cigarrillo en forma directa -es decir, por fumar- y también indirectamente, es decir, por inhalar el humo ajeno.

Cualquier persona que fuma, además, padece un mayor riesgo de sufrir no sólo tumores sino también infartos cardíacos y ataques cerebrovasculares. Pero las mujeres están en mayor peligro de enfermar por el tabaco que los hombres, ya que el cigarrillo genera en ellas cáncer de cuello uterino y posiblemente también algunos tumores de mama.

Las adictas al tabaco enfrentan problemas para concebir hijos. Además, fumar durante el embarazo aumenta el riesgo de tener un parto prematuro, y puede llevar a la muerte fetal y neonatal. Las mujeres que fuman incluso pueden padecer dificultades para dar de mamar a sus bebés.