No todos somos expertos para conducir sobre la nieve

experto en manejo

Muchas veces empezamos un recorrido en las primeras horas del día con buenas condiciones climáticas, pero a medida que avanzan las horas, o porque nadie aviso, porque no leímos el pronostico del tiempo o porque nadie nos advirtió que las condiciones del camino iban a cambiar. Lo cierto es que la ruta se transforma…Muchas veces empezamos un recorrido en las primeras horas del día con buenas condiciones climáticas, pero a medida que avanzan las horas, o porque nadie aviso, porque no leímos el pronostico del tiempo o porque nadie nos advirtió que las condiciones del camino iban a cambiar. Lo cierto es que la ruta se transforma con cada escenario climático.

Las condiciones atmosféricas pueden ser de las más diversas, comenzando con bajas temperaturas, lo cual puede generar hielo, si a esto se le suma la nieve y/o niebla, estamos completos y en serios problemas.

Todo lo anteriormente nombrado, tiene su clímax más difícil de comprender para reaccionar, al no estar preparados ni mecánicamente y/o psicológicamente.

Es importante entender que la pérdida de adherencia en los neumáticos se produce, en la mayoría de los casos, por exceso de velocidad sobre un camino, el cual cambió su estado abrasivo por la condición climática lo cual puede generar un deslizamiento imprevisto, acompañado de algún derrape o porque no el tan consabido trompo.

Pero no sólo existe un estado, situación o problema, cuando manejamos debemos tener en cuenta que prácticamente toda la información la recibimos a través de la vista, por lo que factores climáticos como nieve, niebla o lluvia nos pueden generar un serio peligro para la conducción.

Por lo tanto hay varias recomendaciones para tener en cuenta, no esperemos hasta último momento para tomar las precauciones del caso. Si salimos a la ruta y se avecina un pronóstico de posibles nevadas o algún tipo de temporal para ciertas latitudes, salgamos con varios elementos de seguridad para climas extremos.

Por ejemplo en caso de tormentas de nieve y de no ser posible postergar nuestro viaje llevemos: ya colocadas las gomas con clavos, las cadenas son muy útiles para nieve suelta, pala en caso de quedar colgados sobre algún talud de nieve, por el otro lado el tanque de nafta debe estar lleno por cuanto la calefacción se debe asegurar para varios días en caso de quedar atascados en alguna parte de la ruta, llevemos prendas abrigadas con colores vivos para que en caso de quedar varados podamos sacar alguna de ellas por la ventanilla y dejarla expuesta en una forma bien visible, sobre el techo afirmando los puños de esta con las ventanas de vidrio por ambos laterales.

Si por el otro lado persiste en forma intensa la nevada debemos en lo posible disminuir nuestra velocidad en primera instancia y, si las condiciones desfavorables persisten o aumentan, encontrar un lugar seguro para detener la marcha.

Por el otro lado no importa cuantas veces haya hecho el trayecto, no se confíe ya que si usted pierde el control del rodado no hay freno, ancla, cadena o clavo que pueda detener un bólido que pesa más de 1 tonelada a más de 20 Km. por hora.

Nuestra recomendación en la nieve es: “maneje con precaución, no se confíe y utilice por lo menos rueda con clavos.FUENTE:Periodismovecinal.com