Por falta de documentación todavía no resuelve la comisión evaluadora Convenio chino sin traductor

deandrea

Los funcionarios de la Secretaría de Hidrocarburos explicaron que la evaluación de la propuesta de industrialización del gas de regalías se encuentra estancada por documentación que llegó sin traducir. Además la empresa Tierra del Fuego Energía y Química no consignó el porcentaje de mano de obra local a emplear. Son los puntos más salientes que demoran la decisión, según explicaron Eduardo D’Andrea y Daniel Blázquez. También defendieron el precio, enmarcándolo en una política de incentivo para la radicación de industrias.Río Grande.- La empresa Tierra del Fuego Energía y Química SA todavía no fue preadjudicada porque parte de la documentación se presentó en chino y la provincia no aportaría traductor, quedando a la espera de la versión de la empresa. Así lo dio a conocer el secretario de Hidrocarburos Eduardo D’Andrea a Radio Fueguina, reconociendo el “estancamiento” en la evaluación de la oferta.

“En la etapa que nos encontramos es analizando la propuesta que ha hecho la empresa, viendo en qué estamos de acuerdo y en qué no. Ya les hemos hecho distintas observaciones y en los primeros días del mes de septiembre van a estar entregando la documentación que hemos solicitado”, confió.

Asimismo dijo que “hay que aclarar que esto no es un convenio ni nada de lo que se está diciendo”, aun cuando más adelante se refirió a la operación como “convenio”, y explicó que “se proclamó (sic) la ley 774 que luego fue declarada inconstitucional por la Justicia, la Justicia solicitó que se haga la comercialización del bien mediante un concurso de precios, y es el concurso de precios que se lleva adelante”.

“Se decía que íbamos a tener alrededor de quince empresas que iban a venir a participar, y si bien hemos recibido consultas desde el exterior, a través de la publicación que se hizo mediante Cancillería en todas las embajadas argentinas en el mundo, el hecho real es que como propuesta concreta hemos tenido una sola, que es la de TDFEyQ, que es una empresa con capitales mixtos, capitales privados y capitales públicos del Estado de China”.

D’Andrea aseguró que “esto para la empresa y para el gobierno chino es una cuestión de Estado llevarlo adelante” y que desde el área a su cargo “estamos definiendo los últimos toques que hay que darle al proyecto para que sea más beneficioso para toda la gente. Ese es el trámite en que nos encontramos en la actualidad, esperando respuestas sobre algunos puntos que hemos hecho algún tipo de llamado de atención y mantenemos contacto casi a diario con la gente de la empresa que nos consulta y que nosotros consultamos también. Esperamos la propuesta en forma oficial, en papel, para elevar al Ejecutivo la aprobación del proyecto, o no”, manifestó.

Ni chino básico

Consultado acerca de si en este momento la demora se debe al análisis del aspecto técnico, quien respondió fue el subsecretario de Hidrocarburos Daniel Blázquez: “Básicamente está detenido porque hubo documentación que venía sin traducción –aseveró-. También se le solicitaba al oferente que discriminara cómo iba a ser la cantidad de mano de obra que iba a utilizar. Había una serie de requerimientos y en el caso hipotético de que se presentara más de una empresa, la selección iba a estar dada por la cantidad de mano de obra argentina que se iba a emplear. Había un mínimo del 75 por ciento para la etapa de producción”, precisó.

“Esto estaba en la oferta pública, donde había tres anexos con condiciones generales, condiciones particulares y un tercer anexo de cómo iba a funcionar la comisión evaluadora de las ofertas. Esto está todo planteado, y después una serie de puntos que hacen al esclarecimiento de toda la información que se presentó”, apuntó el funcionario.

“En ese estado está ahora, les hemos pedido que aclaren varios puntos, y también hay una cuestión con el estudio de impacto ambiental que se presentó. Ellos presentan la idea de hacer la planta de urea, que ya contaba con una evaluación de impacto ambiental que tenía incluso una aprobación por parte del estado provincial a fin de año pasado, cuando se hizo la audiencia pública correspondiente, a la cual lamento decir que no asistió prácticamente nadie, a pesar de que era un tema aparentemente de mucha preocupación”, observó.

En pocas palabras, la empresa no completó documentación, faltan traducciones, hay dudas sobre el impacto ambiental y sobre la mano de obra local, a raíz del detalle de los funcionarios.

Precio promocional

Respecto del precio que se cuestiona, hubo una defensa de ambos, puesto que lo enmarcaron en una política de incentivo a la inversión.

“Con el precio sinceramente no ha habido un cuestionamiento serio –dijo Blázquez-. No es serio hablar de los valores de comercialización. La Argentina está comprando gas pero no llega a esos valores (de siete dólares el MMBTU). El valor del gas oscila mucho a nivel mundial por los vaivenes del precio del crudo. Y después el valor del gas tiene un valor de cuenca que se le llama, y el valor de la cuenca austral es de los más bajos que hay en el país, porque cualquiera que lo compra desde los centros de consumo tiene que pagar el valor del flete”.

Agregó que “el valor del gas de industria está liberado al libre juego de oferta y demanda” y que “nosotros lo vemos porque permanentemente chequeamos los valores de venta, un valor que se monitorea desde la Secretaría para recalcular el tema de las regalías que percibe el estado provincial. Ahí vemos perfectamente, porque comparamos las facturas de venta, tenemos las facturas de venta de las empresas a nuestra vista y vemos a qué precio se comercializa”, sostuvo.

Indicó que ese precio (en MMBTU por metro cúbico), oscila “desde 1.20, 1.30. 1.40 hasta 1.80 (dólares) como valor máximo de comercialización. La provincia recibe el 12 por ciento de todas esas ventas por separado de cada segmento. A través de una gestión que se hizo estos últimos meses, de todas las provincias productoras, se tiene acceso al valor de venta. Hasta antes de esto, solamente se contaba con el valor ponderado unificado. Ahora podemos ver desagregados todos esos valores”, diferenció.

Explicó que “el valor ponderado significa que nosotros cobramos el 12 por ciento de cada uno de esos segmentos, pero el valor ponderado es como si todo el gas se vendiera a ese precio, pero no se promedia en precio, se promedia en volumen. El 12 por ciento de cada volumen uno lo suma, divide por el volumen total comercializado y le da ese valor promedio. Entonces, el valor que se fijó desde el Estado provincial fue un valor donde la provincia no pierde, y no pierde cuando lo vende al valor ponderado. Si lo vende a ese valor, no pierde ni gana (sic), y se le sumó un veinte por ciento de sobreprecio, por eso la provincia nunca va a perder con esta oferta, con este precio”, confió Blázquez.

Por su parte D’ Andrea aclaró que “el 1.80 no es el precio para todo el convenio (sic). Es el año que pagan por adelantado de regalías y sale el precio de 1.80. Después hay una fórmula de ajuste donde se toma la variación que ha tenido el precio del gas y la variación del precio de la urea. La urea ha ido en creciente constante, acompañando el precio de la soja, como el metanol fue en creciente acompañando el precio del petróleo. Por eso es que la empresa cambia el producto: por una cuestión comercial, no es porque hayan hecho algo pensando en las plantaciones de Argentina. Lo cual es aceptado porque de la misma materia prima pueden salir cualquiera de las dos cosas”, señaló como si un producto u otro fuera indistinto como proceso.

“Nosotros hemos visto facturas de Total, que es la empresa que más gas está poniendo en el continente, donde el gas para industrialización lo vende a 1.50, y empresas más chicas están a 1.30. El precio es bueno y los planteos que hacen no son serios”, coincidió con Blázquez.

Además, reconoció la decisión política de mantener un precio bajo, al ser consultado respecto de si se puede considerar al precio como una medida política: “Por supuesto. No hablemos de Argentina pero hay estados del mundo donde las regalías se reparten entre todos los habitantes, no forman parte de la coparticipación a los municipios ni nada. Cuántos habitantes tenemos, cuánto cobramos de regalías y, dividido esos habitantes, es lo que le entra al banco a cada uno. Lo hace Canadá, lo hace Alaska. El precio del combustible en Venezuela es regalado. En Irak pre-guerra era más barato comprar un litro de súper que un litro de agua mineral”.

Según el funcionario “hay muchas maneras de incentivar la creación de mano de obra, de fuentes de trabajo, generar riqueza desde otro punto. Acá todos hablan de que van a ser 400 empleados, y el que más o menos entiende del tema sabe que por cada puesto de trabajo genuino que genera la industria, hay siete puestos de trabajo satélites afuera, en los servicios, desde la comida, la lavandería, el mecánico, el transporte. Todo eso funciona. Yo he mantenido algún tipo de conversación con gente de los gremios que van a estar ligados a esto y en realidad ellos no ponen objeción a este tipo de cosas; al contrario, están alentando que esto siga adelante, porque va a incrementar la masa de cada sindicato y a su vez generar riqueza que va a quedar acá, porque los sueldos de la gente que trabaja acá quedan acá. El 75 por ciento del personal va a estar acá”, remarcó.

Blázquez añadió que antes de este proyecto se vendía gas a Chile, cerca de dos millones cuatrocientos mil metros cúbicos por día, para la planta de Methanex, y que en ese momento “no escuchamos ninguna voz en contra de esto. Durante la venta de ese gas algunas de las personas que cuestionan eran funcionarios del Estado provincial. Se estaba vendiendo a dos dólares y generábamos la mano de obra del otro lado. Nadie firmó un comunicado como referente de nada para decir que le preocupa la mano de obra que se estaba generando en Chile”, argumentó.

Puerto privado y de exportación

Por último D’Andrea indicó que el puerto que construirá la empresa no es Caleta La Misión, sino uno propio en la estancia Las Violetas.

“Cuando ellos presentan el proyecto, en todo momento tuvieron que contemplar la construcción de un puerto propio. Cuando ellos compraron el lote donde lo compraron, que es donde está aprobado el estudio de impacto ambiental, ellos mismos dijeron que compraban ahí porque tenían una fosa natural y no van a tener que extenderse mucho para poder hacer que entren buques de gran calado”.

El subsecretario Blázquez afirmó que esa zona “tiene buena cobertura de los vientos predominantes y hay un informe de gente de la Marina que dice que es mejor la ubicación que en Caleta La Misión”.

“El puerto del que habla la empresa no tiene nada que ver con el puerto de Caleta La Misión. La empresa, cuando hizo el estudio de costos y lo que necesitaba para poner la planta en ese lugar, tenía estipulada la construcción del puerto”, concluyeron.FUENTE:Provincia23.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.